estás aquí > Home Lectura para Padres CÓMO ESCOGER UN BUEN COLEGIO PARA SUS HIJOS
23 Noviembre 2017
MISIÓN:
“Formar jóvenes cristianos comprometidos con su fe y sus valores, entregando una sólida formación académica e integral que les permita enfrentar con éxito su presente y su futuro, mediante su compromiso con las personas que los rodean, el medio ambiente y el desarrollo de una pedagogía del amor,  en un encuentro afectivo con la fe cristiana”.

VISIÓN:
“Esperamos ser percibidos por las familias de nuestro entorno como una Comunidad Educativa de excelencia, que forma y educa a jóvenes alegres y solidarios en el amor de Cristo,  que sean comprometidos con la sociedad y su entorno.”


 

CÓMO ESCOGER UN BUEN COLEGIO PARA SUS HIJOS PDF Imprimir E-mail
Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 st1\:*{behavior:url(#ieooui) } /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-ansi-language:#0400; mso-fareast-language:#0400; mso-bidi-language:#0400;}

AMANDA CÉSPEDES:
CÓMO ESCOGER UN BUEN COLEGIO PARA SUS HIJOS

ENTREVISTA 
por María Jesús del Pozo
periodista de la Revista QUÉ PASA, abril 2012

 
¿En qué se deben de fijar los padres para ingresar a sus hijos al colegio? 

Dentro de este mismo marco nos gustaría saber, cuánto cree Ud. que deberían de influir los resultados del SIMCE en esta decisión y cuál es su opinión sobre las pruebas de admisión.

 

¡INTERESANTES PREGUNTAS!... En primer lugar, quiero explicar que mis opiniones se sustentan en 20 años de experiencia en el ámbito de la educación, con un período de seis años de trabajo directo al interior de un colegio.

Es preciso intentar definir "Colegio de Excelencia Académica (EA)", un concepto que nace cuando comienzan a aparecer los listados de colegios y liceos con altos puntajes en las pruebas de selección universitaria y luego, puntajes de logros en aprendizajes (SIMCE).

En consecuencia, Excelencia Académica se refiere a formar alumnos con alto desempeño en lenguaje, matemáticas y secundariamente en ciencias e historia. Nada dice acerca de excelencia en música, en artes visuales, en deportes o en virtudes para el trabajo (colaboración, cooperación, respeto, iniciativa). Desde esta perspectiva, la Excelencia Académica Escolar está definida para entregar alumnos exitosos en exigencias académicas de carreras tradicionales: ingenierías, Derecho, Ciencias Sociales. No garantiza entregar al país músicos eximios, artistas visuales ni buenas personas. No enjuicio los objetivos de un colegio que se autodefine como de EA, pero sí creo que la comunidad debe entender que es un concepto limitado en sus objetivos y, mirando el misterio de los desafíos de este siglo, yo diría que obsoleto.

No podemos llenar la sociedad con ingenieros comerciales y abogados... Necesitamos mentes creativas, innovadoras, abiertas, audaces y, muy especialmente, capaces de trabajar en equipo. Por otra parte, un colegio de Excelencia Académica busca seleccionar a su alumnado; este debe responder a las exigencias en Lenguaje y Matemáticas desde su ingreso; por lo tanto, los alumnos que presentan ritmos y modalidades de aprendizaje diferentes no caben en sus aulas y deben buscar otros establecimientos. Se da entonces la situación que yo mencionaba en la radio: los hermanos "académicamente competentes" se quedan, el diferente se va…

Ya no es un colegio para la familia, es un colegio para los hijos académicamente competentes de dicha familia. Esta realidad va en el sentido contrario del amplio movimiento mundial pro inclusión educativa. Quiero sí enfatizar que no se debe hacer sinónimo de establecimiento "ex-clusivo" al colegio privado y caro. Muchos colegios de élite en Santiago y provincias llevan a cabo un silencioso trabajo inclusivo, de enorme respeto por los niños que aprenden más lento o de manera diferente. Personalmente, pienso que la Excelencia Académica es un resultado, la feliz consecuencia de un trabajo pedagógico integral, comprometido, innovador e inclusivo, no excluyente. Un colegio o liceo de EA se muestra a la comunidad por la calidad de personas de sus ex alumnos. Por ejemplo, hay un colegio en Santiago cuyos egresados eran, en los Ochenta, Noventa, identificados fácilmente por su calidad humana, su capacidad para el trabajo cooperativo, un liderazgo fuertemente social y una original proactividad. No buscaban el éxito a corto plazo, buscaban dar lo mejor de sí. Ese era un colegio "de excelencia humana", mucho más que lo meramente académico.

 

Respecto a las pruebas de logros en aprendizaje y de selección universitaria: ellas son necesarias y son útiles, pero deben ser miradas como lo que son; miden un aspecto parcial del vasto y complejo universo de los talentos humanos. Mis mayores reparos los tengo respecto a las pruebas de logros en aprendizaje SIMCE; si bien ellas son un modo objetivo de medir calidad de los aprendizajes, no reflejan en absoluto la calidad formativa integral de un establecimiento.

A lo largo de todos estos años de trabajo en educación, he conocido escuelas ubicadas en sectores de alta vulnerabilidad social, cuyos profesores llevan a cabo un hermoso trabajo de formación integral del alumno; están formando personas, desde lo académico, desde lo valórico, desde la fe en sus propias capacidades. Y lo hacen con mínimos recursos, mínimos sueldos, mínimas condiciones laborales. Y trabajan con niños que llegan a la escuela con tal privación de estímulos cognitivos, que prepararlos para dar un buen SIMCE es un trabajo titánico, llevado a cabo desde el amor y la reparación de profundas heridas emocionales. Esos niños tardan mucho más que el promedio en alcanzar las competencias académicas mínimas para dar un buen SIMCE, pero ese trabajo silencioso de sus profesores rinde frutos maravillosos cuando ese niño egresa del liceo.

 

Finalmente, respecto a las pruebas de selección a Pre-kinder, me alarma la frialdad con la cual muchos colegios dejan fuera a niños que presentan un retardo madurativo cognitivo y social, pero que tienen un potencial estupendo, que se va a manifestar con mayor tardanza que el promedio de niños. Se les segrega de modo frío e implacable, ignorando que a los 3 años de edad ha madurado en un niño sólo 1/3 de su potencial cognitivo y social. Pero son muchos más los colegios que reciben a un niño inmaduro con los brazos abiertos, garantizándole que creen en su "potencial semilla", un abanico de recursos para la vida que están allí, invisibles. Esos son para mí los colegios "de EFI" Excelencia Formativa integral. Bien por ellos. 

 

 

Colegio Santiago Evangelista
Dirección: Av. Lynch Norte 257, La Reina, Santiago - Chile
Teléfono: (+562) 2 277-4333 / (+562) 2 226-2326
E-mail:
contacto@santiagoevangelista.com / secretaria@santiagoevangelista.com